Cualquier lunar, llaga, protuberancia, imperfección, marca o cambio inusual en el aspecto o la sensación de un área de la piel podría ser una señal de melanoma u otro tipo de cáncer de piel o una advertencia de que puede producirse. Se sugiere realizar el siguiente autoexamen una vez al mes:

 

Pasos del autoexamen: 

  1. Frente a un espejo, examina la parte frontal de tu torso y espalda. Levanta tus brazos y revisa los costados. Chequea tu rostro, labios y orejas.
  2. Dobla tus codos y observa con atención tu antebrazo, incluyendo la zona axilar. Revisa las palmas de tus manos y alrededor de los dedos.
  3. Examina tus piernas, desde las caderas hasta los pies. Mira en tus tobillos, talones y zona frontal. ¡También alrededor de tus dedos!
  4. Con un espejo de mano revisa tu espalda, cuero cabelludo y atrás de las orejas.
  5. Finalmente, con la ayuda del espejo, revisa la zona de los glúteos.

 

Ya lo sabes, sigue estas indicaciones y prevengamos juntos el cáncer de piel #JuntaRecuerdosNoJuntesSol