Sin duda el melanoma tiene muchos factores que lo pueden ocasionar. Entre ellos están los antecedentes genéticos y el descuido en la prevención de quemaduras solares.

¿Por qué debes poner atención cuando estás tomando sol? El melanoma es un cáncer de piel que se origina en las células que están en la capa basal de la epidermis, llamadas melanocitos. Es un tumor maligno que posee muchas formas de presentación clínica y de localización en el cuerpo.

La dermatóloga Marlene Rubio, colaboradora de Fundación Vi-Da, explica dos de los métodos más conocidos para que prevenir tumores potencialmente malignos en la piel. En términos simples se debe poner atención a los siguientes signos de alerta:

  • Una lesión o lunar que aparece en un área fotoexpuesta, es decir, que recibe sol (ejemplo frente, mejillas, nuca, cuello, dorso de las manos, antebrazos)
  • Un lunar asimétrico
  • Un lunar que tiene zonas irregulares
  • Un lunar que presenta más de dos o tres colores
  • Un lunar mayor a 0,5 milímetros de diámetro
  • Un lunar que ha crecido en el tiempo

La técnica del ABCDE

“En general, los elementos para cuidarse son la fotoprotección y tenemos siempre la regla de oro que se le explica a todos los pacientes, que es el ABDCE del melanoma o de cualquier lesión oscura”, explica la doctora Rubio. La técnica del ABCDE consiste en:

  • “A” significa Asimetría. Al dividir por la mitad un lunar, cada mitad debería ser exactamente a la otra. Si hay asimetría es una señal de alarma.
  • “B” son los Bordes, aquellos que tienen terminaciones irregulares.
  • “C” es el Color. Cuando las lesiones son de más de dos o tres colores (azul, rojo, negro, grisáceo, blanco) y en más de una misma lesión, esto debe llamar laatención.
  • “D” de Diámetro. Las lesiones de más de 5 milímetros de diámetro, sobre todo en mayores de 35 años, son más riesgosas.
  • E es Evolución en el tiempo. ¿Tu lunar creció? Revisa tu cuerpo cada cierto tiempo.

Aun teniendo todos estos consejos en cuenta, la doctora Rubio advierte que “siempre que notemos un signo extraño o fuera de lo común en nuestros lunares o nuestra piel debemos acudir al dermatólogo. El dermatólogo no solamente realiza una evaluación clínica, sino que también se vale de herramientas que permiten observar la lesión con más profundidad para evidenciar si realmente esa lesión es maligna o no”.