¿Qué pasa con el “estrés” hoy en cuarentena y con las cifras de contagios aún altas?

Todo se vuelve 𝗮𝗯𝗿𝘂𝗺𝗮𝗱𝗼𝗿. Prácticamente no hay actividades de nuestro diario vivir que no se hayan visto afectadas.
Es tiempo de quedarse en casa y de arreglarnos como podamos.

¿Qué hacer?

Me gustaría que nos pongamos en la siguiente situación: imagínate que vamos cruzando un túnel, ha existido una puerta de entrada y tendrá que existir una puerta de salida.

Mientras tanto te recordaremos algunas recomendaciones:

𝗖𝗼𝗻𝗳𝗶𝗮𝗿: Tenemos que confiar en nuestra capacidad adaptativa. Cerebralmente estamos programados y diseñados para adaptarnos para superar situaciones adversas.

𝗔𝗰𝘁𝗶𝘁𝘂𝗱: Es importante tener una actitud positiva y cuidar nuestro estado de ánimo, cuando mejor nos encontremos anímicamente mejor será nuestra visión frente a los pronósticos entregamos por nuestras autoridades.

𝗣𝗹𝗮𝗻 𝗕: Debemos crear siempre un plan B que nos ayude a recuperar el control de nuestro día a día, incorporando nuevas formas de realizar nuestras actividades. Debemos auto cuidarnos física emocional y cognitivamente.

𝗖𝗼𝗻𝗳𝗶𝗲𝗺𝗼𝘀 𝘆 𝗮𝗽𝗼𝘆é𝗺𝗼𝗻𝗼𝘀, 𝗺𝗶𝗲𝗻𝘁𝗿𝗮𝘀 𝗲𝘀𝘁𝗼 𝗱𝘂𝗿𝗲!.

Diana León M, Psicóloga de Fundación Vi-Da